Archivo del Autor: Javier Guirado

Qué debemos tener en cuenta a la hora de reformar el baño

Dentro del mundo de las reformas destacan algunas por encima del resto. La reforma de baños es una de las más comunes, ya que suponen una inversión pequeña (en comparación a una reforma integral) y se pueden obtener resultados de una forma rápida y muy agradecida. El baño, como la cocina, es un espacio que requiere de un cuidado ya que está directamente relacionado con nuestra higiene y salud. Es por este motivo por el que es una de las estancias sobre la que más reformas se hacen. Además, el cuidado de las instalaciones es fundamental para que este espacio funcione correctamente. Ahora, os dejaremos una serie de consejos para que la reforma sea lo más sencilla posible.

Baño-vintage-con-tonos-turquesa-973x660

El espacio

Por norma general, el baño es un espacio pequeño y, en muchas ocasiones, es una estancia reducida al mínimo en cuanto a metros se refiere. Esto se debe a que suele interesar más gastar metros en otras estancias, como el salón o las habitaciones, y dejar el baño como un lugar que cumple su función y nada más. Muchos de los problemas que nos podemos encontrar es que el baño es muy pequeño y nos gustaría ganar algunos metros. Un consejo para conseguir una sensación de mayor amplitud sería la de cambiar las puertas abatibles por puertas correderas, tanto en la entrada al baño como a la ducha (si tenemos mamparas que se abren con puertas abatibles). De esta manera conseguiremos ahorrar el espacio que nos quita la puerta al abrirse.

Baño-con-cenefa-roja-y-amarilla-973x649

Las instalaciones

Tal vez sean la parte más importante del baño, aunque sean invisibles para nosotros. Las instalaciones, como hemos comentado anteriormente, son necesarias para el correcto funcionamiento de los sanitarios que completan nuestro baño. Que estén en perfectas condiciones ayudará a despejar problemas que podríamos tener en un futuro. Si hubiera problemas con alguna de las tuberías, porque por ejemplo hay atascos de forma frecuente, o empezamos a ver que los sanitarios (inodoro, lavabo, bañera, etc.) presentan desperfectos, todos ellos son señales de que el baño necesita una reforma. Este tipo de reformas, las relacionadas con las instalaciones, necesitan de un profesional. Esta de nuestra mano elegir al profesional ideal para llevar a cabo la reforma, ya que las instalaciones son las que hacen que todo funcione correctamente y están directamente relacionadas con nuestra higiene y salud personal.

Inodoro-suspendido-sobre-revestimiento-y-suelo-de-madera-973x636

Un cambio de cara

Para muchos, la reforma del baño puede convertirse en un cambio completo de cara para este espacio. Hay veces que tenemos la sensación de que nuestro baño tiene un aspecto envejecido y que necesita sentirse más moderno, más actual. El confort también es importante en el baño ya que es hay dónde nos relajamos y tenemos un breve momento de intimidad. Para hacer un cambio radical es aconsejable mirar en revistas de interiorismo, fijarnos en la casa de amigos o en bares y restaurantes que podamos frecuentar. Todas estas ideas nos ayudarán a tomar la decisión correcta en cuanto al diseño del nuevo baño. El cambio de los materiales será fundamental para conseguir esa sensación de novedad que podemos estar buscando. En cuanto al cambio de sanitarios, normalmente no será necesario ya que son elementos que se han fabricado con la idea de durar mucho tiempo. Por otro lado, pintar las paredes de un color nuevo, cambiar el suelo, añadir algunos muebles nuevos o cambiar la distribución, podrán conseguir el efecto que buscamos.

Una reforma integral en Madrid

Las grandes ciudades como Madrid son pioneras en las reformas integrales de las viviendas. Es tal la masificación de la ciudad que la reforma se ha convertido en la realidad de muchos ciudadanos de la capital. Hacer una reforma integral supone invertir en la vivienda, pero sobretodo, supone invertir en calidad de vida. Además, de esta forma, conseguiremos devolver el valor a la vivienda que tuvo en su día.

reedsavage net

Hacer un croquis

Antes de pensar en presupuestos, de llamar a un profesional, de consultar licencias y permisos, es imprescindible coger papel y lápiz. Hacer un boceto, un dibujo a mano alzada, de la idea que tenemos de cómo hacer la reforma, nos ayudará a visualizar mejor y con más detalle la obra a la que nos enfrentaremos. Además, de esta forma haremos un estudio de nuestra vivienda y sabremos mejor que partes de la casa necesitaran ser reparadas, cambiadas, reformadas o, por otra parte, que estancias podrán conservarse.

El dibujo no tiene por qué ser muy detallado, basta con que se aproxime a todo aquello que hemos estado pensando a lo largo de estos días. Ha de ser una recopilación aproximada de tus ideas. Haciendo este plano, no solo tendremos más claro que queremos hacer, sino que podremos hacer un estudio de presupuestos más preciso que se ajuste mejor a la realidad.

Las licencias

Antes de comenzar las obras, es importante tener en cuenta las licencias de todo aquello queremos hacer en nuestra vivienda. La obtención de todos los permisos y las licencias es fundamental para empezar la obra, sin ellos nos veremos envueltos en problemas que supondrán gastos de tiempo y económicos. Es importante contar con una empresa de confianza que nos ayude con los mismos, ya que se trata de una tarea complicada para aquellas personas que nunca se han visto envueltas en obras de esta envergadura.

El mismo profesional que se encargue de la obra es la persona más indicada para ayudarnos a comprobar y obtener todos los permisos que sean necesarios para empezar la obra. Así que, importante, lo primero no será empezar a coger las herramientas, sino que serán los papeles.

Pedir presupuestos

En Madrid es muy interesante comparar presupuestos, ya que al ser una gran ciudad, hay muchas posibilidades para poder comparar y conseguir al profesional que se ajuste mejor a nuestras necesidades, tanto para la obra como económicas. Comparar presupuestos es aconsejable porque nos supondrá un ahorro y, de esta forma, podremos abaratar precios ajustando al máximo el precio de toda la reforma.

Consejos para hacer una reforma en las grandes ciudades

homegardenvibes com

En las grandes ciudades, como Madrid, la reforma de la vivienda es una alternativa de reconstrucción para mejorar la estructura urbana, tanto para el propietario de la vivienda como para los ciudadanos. La reforma nos permite modificar el interior y rehabilitar la fachada devolviendo el esplendor original a los edificios de la ciudad. De esta forma, conseguiremos que el aspecto de las calles y de la vivienda mejoren para todos.

El primer paso

Para comenzar una reforma es imprescindible tener una primera idea de lo que se va a hacer. Para ello es aconsejable hacer una lista de todas aquellas deficiencias que veamos en la vivienda. Las viviendas, como todo, notan el desgaste cotidiano de los propietarios y del tiempo y hacer cambios es fundamental para mantener habitable la estancia.

Tomar precauciones

Cada ciudad tiene su propia normativa. Si queremos ahorrarnos dolores de cabeza, es importante informarse bien de qué podemos hacer, saber hasta qué punto podemos rehabilitar la vivienda y que clases de obras no suponen un problema legislativo. Podemos consultar en los ayuntamientos de las respectivas ciudades y con los profesionales que hayamos contratado para llevar a cabo la reforma.

Los profesionales

La elección correcta de los profesionales es fundamental. Para ello es muy recomendable solicitar varios presupuestos, podemos hacerlo en plataformas online como 3presupuestos.com. Consultando varios presupuestos obtendremos una idea más clara de a quién contratar, ya que veremos las valoraciones de otros usuarios y los comentarios de obras realizadas con anterioridad. Además, podremos contratar a profesionales de la misma ciudad para evitar largos desplazamientos que después se noten en la factura.

El final de la reforma

Una vez hayamos terminado, podremos ver enseguida que el esfuerzo económico es una gran inversión. La casa habrá cobrado vida de nuevo y, si hemos trabajado las fachadas o cualquier parte del exterior de la vivienda, veremos cómo el mismo barrio tiene un aire diferente. Respetando la normativa y trabajando con buenos profesionales podremos obtener grandes resultados que benefician directamente al valor de la vivienda y de la ciudad y evitaremos gastos innecesarios, consiguiendo así, abaratar la obra. Podremos comprobar que una buena reforma se convierte, en realidad, en una inversión inteligente.